lunes, 14 de junio de 2010

Palestina e Israel: Preguntas y respuestas sobre un conflicto.



Tras los ataques de Israel contra Gaza las preguntas sobre el conflicto entre Israel y Palestina vuelven a surgir. En lucha trata de contestar algunas de las preguntas claves para entender el rol jugado por el imperialismo en la creación de las guerras entre árabes e israelíes y comprender mejor la situación actual.


¿Cuáles son las raíces del conflicto entre Israel y los palestinos y palestinas?
Los orígenes del conflicto se remontan a la fundación de Israel en 1948. Este estado se construyó sobre la expulsión de palestinos y palestinas después de una campaña de limpieza étnica llevada a cabo por escuadrones sionistas. A esto le han seguido 60 años de opresión continuada del pueblo palestino por parte de Israel. El sionismo —la demanda de un “hogar” judío en Palestina— apareció como un movimiento en Europa a finales del siglo XIX como respuesta al creciente antisemitismo. Al principio sólo una pequeña minoría de judíos y judías apoyó este movimiento. Los sionistas afirmaban que Palestina era “una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”. Pero en esa tierra sí que vivía un pueblo. El movimiento sionista empezó lentamente. Al final de la I Guerra Mundial sólo había 56.000 colonos judíos viviendo en Palestina, en contraste con el millón de árabes.
Los líderes sionistas buscaron el apoyo de los poderes imperiales para que les ayudaran a tomar más tierras. Al principio eso significó colaborar con Gran Bretaña, ya que Palestina se convirtió en una de sus colonias después de la I Guerra Mundial. Tras la II Guerra Mundial buscaron el apoyo de EEUU. En 1947, la ONU diseñó un plan para partir Palestina que entregó a los colonos sionistas el 55% del país —a pesar de representar sólo un tercio de la población y poseer el 6% de la tierra. Pero ni tan sólo eso fue suficiente. En marzo de 1948 milicias sionistas lanzaron una campaña de terror para apropiarse del máximo de tierras posible. Asesinaron a centenares de árabes y llevaron a cabo una limpieza étnica de unas 750.000 personas.
Las palestinas y palestinos se desplazaron hacia Gaza, Cisjordania y otros países sumidos en la pobreza y la opresión. Mientras, Israel se quedaba con casi el 80% de la Palestina histórica. Hoy la “ley de retorno” de Israel permite a cualquier descendiente de judío inmigrar hacia Israel, pero niega a los y las palestinas el derecho de volver a su tierra. Israel conquistó el resto de la Palestina histórica en 1967. Desde entonces ha saqueado Gaza y Cisjordania brutalmente y ha reprimido cualquier tipo de resistencia u organización palestina.


¿Por qué Israel está implicado en tantas guerras?
Israel ha estado en guerra desde su fundación. Es un estado altamente militarizado, con el armamento más sofisticado proporcionado por occidente, incluyendo armas nucleares. Tiene uno de los ejércitos más modernos del mundo a pesar de tener una escasa población de 7’3 millones de personas. Este estado se ha construido sobre el poder militar por dos razones: mantener a los y las palestinas oprimidas y actuar como el “perro guardián” de los intereses occidentales en la región. Ha usado su poder para humillar a los movimientos árabes que han amenazado al dominio imperial en Oriente Próximo.
Israel se unió a Gran Bretaña y Francia en la guerra contra Egipto en 1956. Israel también entró en guerra contra Egipto, Siria y Jordania en 1967. En 1973 volvió a hacerlo de nuevo contra Siria y Egipto. Ha invadido Líbano tres veces: en 1978, 1982 y 2006. A su vez, también ha llevado a cabo numerosas incursiones en Egipto, Siria y Líbano. Bombardeó la planta nuclear de Irak en 1981. Su ejército ocupó parte del sur del Líbano desde 1978 hasta el año 2000, cuando la resistencia de Hezbolá le obligó a retirarse. El actual ataque sobre Gaza no será la última guerra de Israel. La naturaleza imperial y colonial de este estado conducirá inevitablemente a más conflictos, más bombas y más muertes.


¿No existe una historia de odio entre árabes y judíos?
Mucha gente afirma que árabes y judíos no pueden vivir juntos ya que hay una larga tradición de enemistad entre los dos pueblos. Pero esta idea no se sostiene si observamos la historia.
Las raíces de las hostilidades actuales son muy modernas y emergen del movimiento colonial sionista que ocupó Palestina. Pero antes de todo esto, cada capital árabe tenía una comunidad judía viviendo junto a sus vecinas y vecinos musulmanes y cristianos. Las y los judíos han formado parte importante de la vida de Jerusalén, el Cairo, Damasco, Beirut, Rabat, Bagdad u otras ciudades árabes desde el principio de la historia documentada. Existen cientos de nombres judíos en el monumento conmemorativo en memoria de los y las iraquíes que murieron luchando contra el colonialismo británico en los años 20 del siglo XX. Fueron una parte importante de los movimientos árabes nacionalistas y de izquierdas que crecieron en los años 20 y 30 en la lucha contra el imperialismo.
Todo esto cambió tras el establecimiento de Israel. Las y los árabes-judíos fueron forzados a irse de sus casas por los dictadores y reyes árabes impuestos por las potencias occidentales. Este proceso fue fomentado por Israel. Estas y estos árabes-judíos fueron considerados como ciudadanos de segunda clase dentro de Israel. Nunca han sido bienvenidos por las altas instancias de la sociedad israelí. Muchos se han aferrado a su cultura árabe y al sueño de volver a casa algún día. Como en muchas otras regiones del mundo, las divisiones, discordias y odios entre los pueblos de Oriente Próximo son el legado amargo del imperialismo occidental

Extraído de Enlucha.org. Para seguir leyendo pulsa aquí.

38 comentarios:

Cayetano dijo...

Digamos que existe una relación de conveniencia entre Israel y el mundo capitalista occidental capitaneado por los EEUU. Éstos necesitan de un socio fuerte en la región para evitar una unidad que se vuelva contra los intereses económicos de occidente relacionados con el tema del petróleo. Aquéllos necesitan que en los foros internacionales, por ejemplo la ONU, se haga la vista gorda frente a los desmanes contra el pueblo palestino. El veto americano en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es fundamental aquí. Además el lobby judío norteamericano tiene una gran fuerza debido a su poderío económico. Ya digo, un matrimonio de conveniencia. Lo que tal vez ignoran sus protagonistas es que este conflicto, junto a otros regionales como Irak, Irán o Afganistán, se están convirtiendo en la caja de los truenos que puede degenerar en un conflicto generalizado mucho más serio.
Saludos.

Xibeliuss dijo...

Coincido: el mantenimiento del conflicto se fundamenta en el poder económico del lobby judio y en la necesidad de occidente de mantener un enclave fuerte en la región.
Me temo que también en la degeneración hacia un extremismo árabe o integrista quetampoco los hace muy recomendables. Me cuesta ver la solución.
Saludos, Pablo

NORMA SANTOS dijo...

Sin embargo, no conviene meterse con Israel, por eso no son duras las críticas o por lo menos tan duras como deberían ser. Hay demasiados intereses que hacen que el mundo gire la cabeza ante cualquier conflicto. Está muy bien tu entrada Pablo, es bueno hacer un poco de historia para saber por donde van los tiros...
Un abrazo.

S. dijo...

Nunca tendrán paz

Las Reinas Del Garito dijo...

El problema palestino, el mejor ejemplo del doble rasero internacional, la hipocresía de los países occidentales, la intoxicación informativa de los medios de comunicación y, en última instancia, la perversidad inherente a las religiones monoteístas.

Precisamente por eso es tan útil volver la mirada atrás como has hecho tú, sin la evolución histórica del sionismo no se puede explicar el sin sentido que sufre Palestina.

Saludos, compañero.

Mila dijo...

Hola Pablo,
Llámame paranoica, pero sospecho que detrás de cada ocupación ilegal de un país, de cada colonización-ocupación, se esconden intereses estratégicos, políticos y económicos. Ha pasado desde que el ser humano es ser (lo de humano a veces hay que ponerlo en duda). Si ocupo este país controlo a estos siete, obtengo riquezas a bajo coste de las que no dispongo, etc.
Perdona, igual me fui por los cerros de Ubeda, pero ¿puede haber otra explicación?
Seguiré leyendo el resto en el enlace. Gracias por traer temas tan interesantes.
Un saludo, Mila.

CarmenBéjar dijo...

Lo que siempre me pregunto en este caso es si el conflicto tiene visos de solucionarse algún día. La Biblia, desde hace milenios, ha dado el protagonismo a estas tierras y parece que aún hoy lo sigue teniendo. Pelearon por ellas los egipcios, los asirios, los persas, los romanos, los musulmanes, los critianos, los judíos.

Un saludo

Madame Minuet dijo...

Yo creo que no fue una decision afortunada la construccion de ese estado. Todo fue mal desde el principio. No era necesario, y creaba un problema mayor que el que se pretendia solucionar, ya a esas alturas y terminada la guerra.
Mala solucion tiene, sobre todo porque veo que falta voluntad de solucionarlo por parte de las grandes potencias.

Feliz comienzo de semana, monsieur

Bisous

Dissortat en l'exili dijo...

Siempre me ha parecido un gran error histórico la creación del estado de Israel, y aun menos que se le haya dejado hacer lo que le sale de las narices. El dinero de los judíos en USA supongo que debe influir... Además, no entiendo como después de todo lo que los judios pasaron durante el domino nazi en Alemania, pueden hacer lo que están haciendo y los grandes organis mos internacionales, permitirlo. (No exculpo a los palestinos y árabes, que también utilizan métodos inaceptables para solucionar un conflico muy difícil de resolver)

Saludos

ROSALIANM dijo...

Y añado que Israel, desde tiempos bíblicos, fue un pueblo guerrero y conquistador. Como "pueblo escogido por dios" los israelitas se crecieron presumiendo de su favor divino. Quizá, continúan pensando que tiene algo superior a los demás mortales.
Un beso Pablo.

almalaire dijo...

Hace poco, en un bar, cuando en la tele hablaban del ataque israelí a la flotilla humanitaria y la gente empezó a discutir a gritos, como es tradición en España, sobre quienes eran los culpables vi como la mayor parte se inclinaba por decir que con todo y lo desalmados que eran los judíos los preferirían de vecinos antes que a los palestinos o a cualesquiera otros "moros", lo entrecomillo porque aunque para mi la palabra moro no es peyorativa para quien hablaba si lo era o eso se dsprendía de lo que decía.

Creo que el miedo al islamismo, muchas veces justificado, es lo que hace que la comunidad internacional deje a Israel hacer lo que le da la gana y a veces hacen como que los regañan mucho, oye niño, esto no se hace. La reacción natural de los palestinos y de todo el mundo árabe ante esta actitud supongo que es la de radicalizarse más y más. Y así seguirá el pescado mordiendose la cola si nadie lo remedia.

Gracias Pablo por compartir cosas tan interesantes siempre.

Anónimo dijo...

Israel era...existía.

Jordania ,es un invento..no lo saben??A quien le sirve.

Allí vivían los Palestinos.

Los jordanos.Mataron mas Palestinos en un día,que

un ejercito.HAMAS !!Nadie sabe quienes son y como

hacen la vida de su gente.

Odian a los judíos,ponen el dinero como uno de los motivos.

Los mas ricos del mundo son Arabes !!!No lo saben.

No quieren saber.Sionismo,sabe?

Es increible leer si es conveniente un Estado o no !!!!

Todos merecen su Estado. Necios.Estudien !!!

Soy Palestina , criada lejos de mi tierra ,gracias a

gente como ustedes. SHAM..

Mercedes dijo...

Creo que a ninguna de las partes les faltan argumentos para defender su postura y, a su vez, les sobran todos. Has resumido con mucha habilidad la historia reciente de Oriente Próximo, aunque estoy segura de que, teniendo en cuenta tu claro partidismo hacia el pueblo palestino, se podría redactar una entrada paralela con otros tintes de fondo. Pero esto al fin y al cabo da igual, lo único que de verdad importa en cualquier guerra son los inocentes, de uno y otro lado. Que las potencias occidentales han favorecido este conflicto apoyando con armas y logística a los judíos, es cierto, y los otros también tienen sus apoyos, ¿no es así?
Me niego a pronunciarme por ninguna de las dos partes, mi apoyo va para los inocentes.
Un abrazo.

Carolina dijo...

Esta parece ser la historia sin fin...

Saludos!

Pablo D. dijo...

Está claro que por algún sitio va a romper, Cayetano. Que esta asociación no saldrá muy bien parada porque cada día los desmanes son de más envergadura.

Cuando todo estalle se va a armar un cristo de cuidado...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Es muy difícil, Xibeliuss. Esos tres factores que mentas son de tal magnitud que no se pueden unir para una solución posible.

A ver quien es el guapo que media con intereses económicos, geoestratégicos y el integrismo de por medio...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Los intereses de cualquier tipo son los que cierran la boca a las críticas (o las minimizan), Norma.

El mundo está tan podrido que un puñado de dólares pesan más que miles de vidas...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Es muy difícil la solución, S.

Tendrían que reconciliarse los odios que unos y otros se tienen desde hace tantos años. Generaciones y generaciones manchadas por la sangre de israelies y palestinos.

Esperemos que algún día pueda suceder...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Hay mucha gente que opina sin saber que es lo que ha ocurrido. Por eso tiene mucho sentido, y es un deber, conocer históricamente cada hecho.

Aunque, aveces, la historia se escribe por los vencedores y se maquilla para su propia necesidad.

Un saludo, Reinas!

Pablo D. dijo...

Está claro, Mila. Como apuntaron compañeros anteriormente, el gran poder económico del lobby judío, el papel que juega el estado israelí como tapón para evitar posibles alianzas árabes y el creciente odio que esto produce son aspectos que se tienen que tener en cuenta a la hora de analizar el este conflito.

Son muchos años de luchas y de muertes, por uno y otro lado, en el que, aparentemente, el estado más poderoso es el que está ganando.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Es un problema grave el de los confictos religiosos, Carmen. Parece que el sionismo legitimó su asentamiento basándose en que la biblia les situaba en ese lugar.

Ahora unos y otros luchan por él y conviven de manera, más o menos tensa, como podemos comprobar en la ciudad de Belén.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Totalmente de acuerdo, Madame. La hubicación del estado israelí en esa zona fue una decisión muy desafortunada.

Es cierto que ejerce una función de tapón contra una alianza árabe de posibles características peligrosas. Pero lo que ha hecho es desatar un radicalismo extremo hacia el país judío y, por consiguiente, hacia los países de occidente, que hacen la vista gorda del atropello que el pueblo palestino está viviendo.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

El problema surgió por culpa del empecinamiento de las grande potencias de crear el estado de Israel en esa zona. Y está claro que en la actualidad se ha agrandado gracias a los desmanes de un lado y de otro (hay que recordar que hay muchos muertos de un lado y de otro).

Es curioso ver como un pueblo tan reprimido a lo largo de la historia ha cambiado su careta por la de represor en potencia. Parece que las enseñanzas de la historia no han servido para mucho en este caso...

Un saludo, Jordi!

Pablo D. dijo...

Parece que sí, Rosalía. Que el pueblo israelí se debe de pensar que sigue siendo el elegido.

Aunque pasa como en todo, un grupo de exaltados y asesinos es el que le da la mala fama a todo un estado...

Esperemos que ésto cambie.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Es normal que un país luche por recuperar su tierra, sus casas y toda su memoria. No comparto la violencia, pero cro que tengan otro método para recuperar algo que es suyo y que, poco a poco, le están quitando (cada día que pasa el muro de la vergüenza se amplía más).

Los medios de comunicación son los que fomentan ese miedo al islamismo agrandando las informaciones a su gusto. Porque yo no he visto muchas noticias sobre los presos de Guántanamo que son inocentes, etc...

Pero bueno, como dije antes, cuatro exaltados que no tienen dos dedos de frente son los que dan la mala fama a un pueblo.

Un saludo, Alma!

Pablo D. dijo...

Hola Sham. Ya veo que tenemos un testigo directo de lo que allí ocurre.

Como tú eres palestina se me ocurre que podría contarnos más sobre la situación que allí se esta viviendo. Sobre cómo es el día a día, el ánimo que la población tiene, las carencias sociales, etc...

Sería muy interesante para todos nosotros que nos lo contases.

Muchas gracias.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Podríamos entrar en un largo debate sobre quién está haciendo más daño a quién, Mercedes. O sobre quién pegó primero, o quién se quedó sin sus casa de la noche a la mañana.

Pero lo que está claro es que los intereses, de muchos tipos, han generado esta situación tan dificíl de arreglar (casi imposible, diría yo. Y que el pueblo, de uno y otro lado, es el que está sufriendo las consecuencas.

Tienes toda la razón al decir que los inocentes son los que siempre pagan.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

No parece que tenga final, Carolina. O, mejor dicho, no parece que tenga buen final...

Veremos lo que ocurre...

Un saludo!

FRAN dijo...

Siempre habia pensado de esta forma, los culpables de tanta violencia gratuita y desmesurada están sentaditos en sus mansiones a miles de kilometros de Palestina y mientras el estado isrraeli les odedezca como su fiel perro guardian el conflicto nunca se acabara.
No deberiamos contagiarnos de la vil ponzoña que esparce el gigante capitalista de que todo lo que huela, suene o se vista o crea como un musulman es malo, es terrorista.
Abramos los ojos y señalemos a los verdaderos causantes del problema si de verdad nos importa algo que algún dia se solucione.
Un saludo.

Nikkita dijo...

Hola Pablo, difícil situación la que hay entre Israel y Palestina, y sin entrar en quien tiene la culpa, quién fue primero, o cómo no se aprende de la Historia, mientras EEUU tenga intereses con Israel, esto no va a terminar.
Lo único que es evidente es que siempre pagan los que no han elegido ir a la guerra, y los que ven la sangre correr por las calles están bien acomodados y a salvo.
Un beso.

Atenea dijo...

Vaya, veo que seré la única que dará una opinión distinta por aquí.

No es que sea una gran entendida en este tema Israel-Palestina, sin embargo, yo si creo que Israel tiene tanto derecho como Palestina a habitar en esa parte del planeta.

Histórica y culturamente a Israel le corresponde estar ahi, ni modo que esté al costado de China (por decirlo de alguna manera).

En una guerra nunca van a haber buenos ni malos, no sé me parece medio infantil eso de decir Israel malo malísimo, Palestina buenitos y dóciles angelitos. En las guerras apenas un ejército tiene buenas fuerzas ataca, si Palestina tuviera más recursos seguramente este conflicto sería mucho más sangriento de lo que ya puede ser.

Y por qué no se habla de Hamas??, ese grupo arrebató el poder al gobierno democrático que había en Palestina.

Hay que ser más objetivos y menos parcializados, y no es cuestión de ser pro israelí o pro palestino, o de capitalista o de anticapitalista, sino de sentido común.

Saludos Pablo

Pablo D. dijo...

Por supuesto,Fran. Los culpables de casi todas las masacres que hoy en día están ocurriendo por el mundo son los países occidentales. Podemos llamarlos EEUU, Inglaterra, Francia o España... todos son complices por una u otra razón. Todos tienen distintos intereses, bien sean económicos, geoestratégicos, etc...

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Creo que eso queda muy claro, Nikkita. Los que están lucrándose con todo esto no viven por esas zonas, ni tienen que soportar continuos bombardeos, atentados, etc...

Siempre pagan justos por pecadores.

Un saludo!

Pablo D. dijo...

Todas las opiniones son bien recibidas, Atenea. ¡Así se enriquece más el debate!jajaja...

Creo que todos tenemos claro que el pueblo palestino tampoco es un remanso de paz, que Hamás ha usurpado el poder y entorpecerá todo intento de paz y diálogo que pueda existir, porque no tienen interés ninguno en que se acabe el conflicto.

Ahora bien, también pienso que esa radicalización creciente es fruto de las condiciones precarias y el abuso que Israel está cometiendo con el pueblo. No creo que la historia o la cultura sean razones suficientes para echar a una población de sus casas.

¿Qué nos parecería a nosotros que un antepasado de un fulado reclame como propias las tierras donde estamos viviendo y nos eche a la fuerza? Sería una locura...

El sentido común se ha perdido hace mucho tiempo en este conflicto. Será muy difícil recuperarlo y que todo acabe bien.

Un saludo!

Atenea dijo...

Hola de nuevo Pablo!

Agradezco tu educación y apertura ante una opinión que no concuerda (al menos no del todo) con lo expuesto en este post.

En ningún momento he dado a entender que los Palestinos deban ser expulsados a otro lugar sino que tantos ellos como Israel tienen derecho de estar ahi, ideal sería que ambos lleguen a un consenso, ya que Israel como estado no puede estar en otra parte del planeta, me parece cruel pensar que ellos no merecen ser un estado y que por siempre deberían ser errantes por la tierra.

Tu tendrás clara la radicalidad de Hamas pero la página que enlazas parace que no, porque esta gente ve a Hamás como una resistencia, y no habla mal de ellos, ni siquiera parece que digan que los entienden sino que los justifican. Si hubiera real objetividad se mencionaría que Hamás se avala en el fanatismo religioso y obviamente se valen de la violencia, me parece insensato justificar a esos terroristas.

Yo vivo en un país que estuvo muy mal en los años 80 (Perú) tuvimos un grupo terrorista (Sendero Luminoso, también hubo otro pero Sendero tenía más protagonismo) obviamente horroroso y sangriento y por más mal que estuviera el país a nadie en su sano juicio se le hubiera ocurrido justificar a esos seres, ellos nos trajeron violencia y atraso en nombre de una "justicia popular". Me pregunto qué hubiera pensado Enlucha.org de Sendero Luminoso.

Un saludo Pablo!

NORMA SANTOS dijo...

Pablo, me quito el sombrero ante tu elegancia y educación contestando.
Un abrazo.

cafeina dijo...

a riesgo de que me digais que soy poco original, tan solo expondré que estoy totalmente de acuerdo con Mila. Saludos

Arturo dijo...

Hola, Pablo, es muy de agradecer tu forma de animar un debate respetuoso y sosegado sobre este tema.
Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails